martes, 15 de abril de 2014

Ejecución: Enanos de MidNor Vs. Wolfens

Este finde hemos desempolvado las minis de Confrontation y el reglamento, y nos hemos puesto delante de la mesa de juego Fran y un servidor para retomar el juego, refrescar reglas y tirar unos cuantos dados. La verdad, hacía muchísimo desde la última partida que jugamos, y el lanzamiento del Dog Of War Online donde he jugado unas partiditas (efecto placebo, para al menos me quitarme el mono jaja), añadían muchísimas ganas extras por jugar y retomar el juego sobre el tablero, al menos por mi parte ya que el juego de pc más que matar el mono, lo aumentaba jajaja.


Finalmente hemos creado unas bandas a 400 puntos, con magos y monjes, que no los habíamos probado aún en nuestras partidas anteriores (¿dos años ya desde la última partida? qué bárbaro), para darle más chicha a la partida. Fran estrenaba sus Enanos de MidNor, y yo limpiaba mis wolfens para verlos de nuevo sobre el tablero.

Enanos de Midnor, bajo el mando de Kanizhar el Canibal.
Wolfens liderados por El Vigilante.

El objetivo de la misión, asesinar al personaje de mayor valor en puntos de la patrulla oponente durante los 5 turnos de juego. El objetivo para los Enanos fue el guardián de las runas de los lobos, y para éstos últimos, su objetivo era dar muerte al mismísimo Kanizhar.

Los enanos desplegaron juntos en un grupo cercanos a la larva.
Los wolfen dividen sus fuerzas en dos grupos.
Primer Turno.

Los wolfens llevaron la palabra cantante en el primer turno de juego. Con el objetivo de llegar al combate rápidamente, la manada avanza rápidamente en busca de presas desprevenidas. El guardián de las sepulturas hace gala de su habilidad de brinco para sortear la cobertura tras la que se parapetaba y avanzar al mismo ritmo que el resto de sus camaradas. Al mismo tiempo uno de los cazadores se separa del resto buscando envolver al enemigo para golpear desde diferentes posiciones.

El cazador wolfen busca el flanco del enemigo.
Al mismo tiempo los enanos avanzan a su propio ritmo, notablemente inferior al de la manada, perplejo ante la velocidad de las bestias que se le aproximan a gran velocidad. No obstante, esto no le amedrenta, y el escupefuego dispara sobre el guardián de las runas, causando una herida ligera sobre este, y el ballestero que estaba junto a él.

Escupefuegos dispara con su cañón.
Durante las acciones del resto de los luchadores, tanto monjes como magos intentaron ejecutar sus milagros y hechizos, pero ni los dioses escuchaban a sus fieles, ni los elementos acompañaban a las convocaciones de los magos. Para más inri, el maestro de las marionetas falla en su chequeo de recuperación, por lo que no sería capaz de lanzar hechizo alguno en el siguiente turno.

Final del turno. La manada se avalanza.
Segundo turno.

Nuevamente los wolfen llevan la palabra. La disciplina de El Vigilante se hacía notar en el campo de batalla dando a su gente la iniciativa. Con lo que comienzan a sucederse las cargas. Los Guerreros se lanzan sobre un portador del azote y el maestro de marionetas. El ballestero wolfen dispara sobre El Caníbal sin que este sufra daño alguno. El guardián de las runas se lanza sobre el otro portador del azote, que entra en desbandada y huye ante la carga de la bestia.

El portador del Azote huye y el guardián de las sepulturas se traba con El Caníbal.
Este último redirige sobre Kanizhar. Los cazadores se lanzan contra los veteranos y el colector, el depredador sangriento toma a la larva como objetivo de su carga y el guardián falla en su nuevo intento de convocar un ánima silvestre. No obstante, aumenta la resistencia del guardián de las sepulturas.

Por su parte, los enanos intentan contra cargar. El merodeador del abismo se traba con uno de los cazadores, y el músico de midnor falla su coraje al intentar trabar al otro cazador. El escupefuego dispara nuevamente contra el guardián de las runas sin dañarle, pero sí que logra causar una herida ligera sobre El Vigilante, que protegía al guardián.

El escupefuego dispara una vez más...
... causando una herida ligera sobre El Vigilante.
Tras la ronda de combate, los enanos de midnor habían sufrido numerosas heridas, pero los wolfens sufrían su primera baja a cambio. Uno de los cazadores caía en combate, lo que permitía al merodeador del abismo trabar al guardián de las sepulturas con su movimiento de persecución.

Ambos bandos sufren heridas.
El merodeador traba al guardián de sepulturas tras derrotar al cazador wolfen.
Al final del turno, la presencia de la larva regenera a muchos de los enanos de midnor, y cura además al Caníbal, pasando de tener una herida crítica a una ligera. Los wolfens tendrían que volver currarse de nuevo el combate contra su objetivo, estando ahora en peores condiciones que su víctima.

Tercer Turno.

Por tercera vez, los wolfens ganaban la tirada táctica. Lo que permitió a El vigilante posicionar su lanza y cargar contra el merodeador en busca de venganza. A su vez, El Vigilante fue trabado por el colector de midnor. El guardián de las runas lograba convocar un ánima silvestre junto al depredador sangriento y le aumentaba su resistencia en 2 puntos. Al mismo tiempo, un veterano de midnor trababa al guardián de las sepulturas para intentar darle muerte. 

Un ánima es invocada junto al depredador.
El ballestero wolfen hostigaba al escupefuego con sus disparos, causándole una herida grave, y avanzando posteriormente hacia una zona más ventajosa.

El ballestero wolfen hace uso de su hostigamiento para mover, tirar y volver a mover.

El escupefuego también dispararía, pero lo haría contra el combate de El vigilante. No obstante, pese a superar el chequeo de tiro, erraba su objetivo, hiriendo al merodeador y al Caníbal.

El escupefuego falla su objetivo, hiriendo a su propio bando.
El músico de midnor esta vez sí se armaba de valor y trababa al cazador que combatía en el flanco contra el veterano, al mismo tiempo que el portador del azote en desbandada superaba su reagrupamiento y corría hacia el mismo combate. Mientras, Neran potenciaba (esta vez sí) a Kanizhar, mejorándole sus habilidades de combate.

Así estaba el panorama antes de comenzar los combates.
En combate, el primer guerrero wolfen derrota al portador del azota contra el que luchaba y persigue trabándose con el marionetista y ayudar al segundo guerrero. En este combate, muere el marionetista, pero la larva recogía su cadáver para vomitarlo lleno de vida momentos mas tarde. El segundo guerrero wolfen, al verse liberado del combate tras la muerte de su rival, persigue hasta trabarse con la larva para ayudar al depredador.

Los guerreros wolfens eliminan a sus rivales y persiguen en busca de nuevas víctimas y ayudar a sus camaradas.
No obstante, los enanos cobrarían caras las muertes de sus compañeros. La larva eliminaba en combate al guerrero wolfen que recientemente se había unido al combate, mientras el depredador le infligía una herida grave. El cazador daba muerte al veterano de midnor, pero el músico cobró venganza y la sangre del lobo se mezcló en la arena con la del enano previamente muerto.

En el otro lado de la melé, El Vigilante mataba al merodeador, y hería al colector, pero sólo a costa de su vida. El colector, tras dar muerte al lobo ejecutaba su movimiento de persecución para trabarse con el guardián de las runas, que sobrevivía al combate, hiriendo a  sus dos rivales.

El vigilante es derrotado el combate, y el colector apoya al veterano para cumplir con su objetivo.
El guardián de las sepulturas combate nuevamente con Kanizhar logrando tan sólo una herida grave antes de morir. El Caníbal persigue para trabarse con el depredador.

El Caníbal vence a su rival, y busca una nueva víctima.
Al final del turno, la larva vuelve a regenerar algunas heridas y una vez más a Kanizhar. El Maestro de las marionetas sale del interior de la larva dispuesto a dar guerra de nuevo. Las cosas se complican para los wolfen.

Cuarto Turno.

Con la muerte de El Vigilante, las posibilidades de ganar la tirada táctica de los wofen se reduce drásticamente. El ánima silvestre concede su gracia al depredador, convirtiéndolo en un depredador último. El ballestero wolfen no arriesga en su disparo, por lo que elige al escupefuegos como objetivo causándole una herida crítica y el guardián de las runas bendice al depredador mejorando su resistencia en 2 puntos. El músico de midnor carga contra el guerrero wolfen, y el maestro de marionetas se traba a ese mismo combate. El escupe fuego dispara al ballestero sin lograr herirlo y Neran potencia en esta ocasión al maestro de marionetas.

En combates El guerrero wolfen mata al músico, cuyos restos son recogidos por la larva, y sufre una herida ligera por parte del marionetero, que logra lanzar por primera vez su encantamiento. El guardián de las runas es abatido en combate por el veterano y por el colector, Y el depredador último, logra una herida crítica contra El Caníbal, pero muere en combate entre los ataques de la larva y el campeón de midnor.

Al final del turno los enanos ya han logrado su objetivo, y la larva vuelve a curar a Kanizhar, pasando este a tener una herida grave. 

Final del cuarto turno. Sólo queda lograr un empate en una jugada final.

Quinto turno.

Las cosas se complican y mucho para los wolfen. Las opciones de victoria se esfumaron, y sólo queda la oportunidad para empatar, pero Kanizhar nuevamente mejora el estado de sus heridas. Aún así ganan la tirada táctica (los enanos fallan con un 1 natural) por lo que el ballestero wolfen actúa en primer lugar. Aprovechando su mayor capacidad de desplazamiento y su hostigamiento se acerca a Kanizhar para tenerlo a corto rango de tiro con la esperanza de matarlo. Hiere a su objetivo, pero lamentablemente solo logra una herida crítica. En este punto la partida queda decidida, y mueve fuera del alcance de carga de los enanos.

El ballestero wolfen logra una crítica sobre El Caníbal, insuficiente para empatar.
Los enanos ejecutan su secuencia de activación al completo y termina la partida. Con la larva trabada contra el guerrero restante, era imposible vencer el combate y perseguir hasta el Caníbal.

Victoria para los enanos de MidNor.

.......................................................................

Y así terminó la cosa. A partir de ahora odiaré a esa larva, que por 3 veces eliminó las heridas críticas de Kanizhar, complicándome la vida hasta el infinito. Los wolfen claman venganza, y por seguro, que la próxima vez, el cazador no será cazado.

Un saludo!

5 comentarios:

  1. Buen informe de escaramuza, me alegra que recuperarais el espiritu Confrontero jajaja, animaos a hacer mas informes y pintar las miniaturas que son espectaculares ;)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias. Pues sí, recuperando poco a poco ese espíritu que comentas, que estaba ahí reprimido deseando salir :P

      En cuanto a pintura, este año ya me he metido de lleno con los elfos, pero te aseguro que ya he decidido mi proyecto para el año que viene, y tiene muchos dientes. Aunque quien sabe, quizás se cuele algún perro entre los elfos :P

      Un saludo!

      Eliminar
  2. Esas minis sin pintar duelen a la vistaaaaaaaaaaaaaaaaa!!!!!!!!!!!
    Descent, Confrontation, ESDLA, ..............ufffff nos estamos saliendo ;)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ya te digo. Pero nos estamos saliendo a cosas que también tenemos sin pintar. MAdre mía. Se acumula el trabajo!!!

      Eliminar
  3. No había visto el informe... Me vino una sonrisilla leyendolo. Q buena parti.
    Y lo detallaste al dedillo y sin tomar ni un apunte. Q buena memoria para lo q quieres :P

    ResponderEliminar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...