martes, 5 de junio de 2012

Porta de Batalla Enano.

Bueno, hace unos fines de semana atrás (en concreto el de aquella semana que me escaqueé del reto semanal jeje) pasé una tardecita aprovechando restos de matrices de enanos de GW para montar mi propio porta de batalla para el ejército de enanos de Mantic (o el de fantasy, que lo bueno que tienen es que son compatibles jeje). Me había conseguido unas cajitas de ballesteros y guerreros por muy buen precio y a falta de personajes, pues mejor fabricarlos. Así que aprovechando que estaba con el trapicheo del corta y pega me dediqué a tirar fotos con idea de montar un PaP, y bueno, aquí está el resultado a falta de unos retoques de masilla y pintura.

La base que escogí fue el cuerpo del guerrero enano que trae su capa. Así le da un aire distinguido del resto (esta es la excusa jeje) y con el pintado se puede decorar para que destaque frente a otros. Para la cabeza, pues escogí la del casco alado, y la descarté para emplearla como campeón de unidad. De este modo el casco y las barbas serían diferentes del resto. 

Cuerpo y barbas elegidos.
Ya tenía claro el cuerpo del amigo, el resto vendría rodando, pero... ¿y el trapote? Pues me puse a darle vueltas al coco, y terminé utilizando tanto los estandartes de los ballesteros como los de los guerreros, creando una combinación entre todo que lo hiciera más grande y más atractivo. Empleé el trapo y el tótem de la matriz de los guerreros, y el tótem de los ballesteros (o al revés, no recuerdo cual es cual jeje), y el brazo del palo que lo lleva a una mano.

Las piezas elegidas para el estandarte.
La pieza central sería el libro con el yunque de los Ballesteros. Por lo que con cúter, algo de maña, y lima, quitamos lo que sobra (y pa' la caja de restos, que nunca se sabe) y procuramos adecentar nuestra selección. 

Choff, choff, y al final el martillo nos lo quedamos para decorar la peana.
El resultado final del trapo, tras limar el escudo en la tela y quitar las alas que tenían, y tras unir el otro tótem a la parte superior  (para ello usé un pedazo del mástil de estandarte), pues es el siguiente. Mejorable, posiblemente, pero para lo que yo buscaba perfecto.


Volviendo de nuevo al cuerpo del tapón, decidí que no llevara su arma en la mano, ni su escudo, por lo que ambos terminaron a su espalda. La mano derecha sostendría el pabellón, y la izquierda estaría señalando o algo así. No tenía claro ese punto, hasta que ví una mano con su jarra de birra, y claro, ¿qué enano podría considerarse como tal sin su birra? Pues, otra vez a cortar y pegar.

Fuera mano, hola cerveza.
Lo siguiente, armar por supuesto. Y lo armé sobre una peana decorada con unos trozos de corcho para simular rocas. Además con eso, ya el enano destacaría sobre el resto. Por lo que el objetivo de hacerlo diferente ya estaba alcanzado. 

Alcemos las birras por la victoria.
El paso final (o el cuasi final, si tenemos en cuenta que aún falta la pintura) montar el pabellón sobre el mástil, y ver al amiguete en todo su esplendor. Sinceramente, quedé muy satisfecho con él. Un personaje sin necesidad de hacer una nueva inversión, empleando el tiempo que tardaría en encontrar un buen precio o algo interesante de segunda mano en su construcción. Y ahora los enanos pueden marchar a la guerra bajo su estandarte.


Ahora simplemente queda un poco de masilla para tapar algún recoveco, y pintura, que espero que la vea muy pronto. Sin más, espero que les haya servido de provecho, y me voy despidiendo.

Un saludo.

4 comentarios:

  1. I like!!!!

    Yo lo hubiera subido en una cabeza orca, de dragon o un barril de cerveza. :)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ufff, eso ya son muchas cosas jejeje. Y de por sí ya tiene cosas. Pero el plan es bueno, y lo apunto para otras posibles ideas.

      Eliminar
  2. Respuestas
    1. Gracias. A ver si me quito la pereza de la semana pasada y le voy tapando los huecos con masilla para pintarlo pronto jeje.

      Eliminar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...